Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  ONU-EL CAIRO+10: AMERICA LATINA SE PASA AL BANDO ABORTISTA (II).
 
 
  629 24 de Marzo de 2004
 

ONU-EL CAIRO+10: AMERICA LATINA SE PASA AL BANDO ABORTISTA (II). (Continúa del número anterior)

LA REUNIÓN DE SANTIAGO DE CHILE

La Mesa Directiva Ampliada del Comité Especial sobre Población y Desarrollo del período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (ECLAC-CEPAL), con el apoyo del Fondo para la Población de las Naciones Unidas (UNFPA-FNUAP), se reunió en Santiago de Chile del 10 al 11 de marzo, para examinar la aplicación en la región en la aplicación del Programa de Acción, acordado en la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo, El Cairo en 1994.

Asistieron más de 300 delegados y ministros de salud de América Latina y el Caribe, América del Norte y Europa que aprobaron una declaración en la que se insta a los países de la región a intensificar sus esfuerzos para conseguir las metas contra la vida y la familia fijadas en la Conferencia de El Cairo y en la Asamblea de la ONU llamada Cairo+5. Como informamos sólo Estados Unidos no dio su aprobación, y los únicos dos países que no asistieron a la reunión fueron Haití y Barbados.

Numerosas ONG's, como la IPPF, la internacional del aborto y la perversión de menores; Population Action International, que ha tomado papel protagónico en la pretensión del reconocimiento del aborto como "derecho humano" y otras instituciones abortistas, feministas, lesbofeministas y hasta alguna relacionada con la new age participaron activamente.

Básicamente el documento llama a fomentar la educación sexual y promover el acceso de los adolescentes y jóvenes a información sobre servicios de salud sexual y reproductiva (aborto encubierto), y a profundizar los esfuerzos en la prevención y tratamiento de las enfermedades de transmisión sexual, en particular el VIH/SIDA, que justamente se potencian con las políticas que se quiere seguir desarrollando.

EL DOCUMENTO

La declaración consta de 5 páginas con una introducción y 10 párrafos.

En el párrafo Nº 4 fija sus objetivos, diciendo: "Insta a los países de la región a que intensifiquen sus esfuerzos en los siguiente ámbitos y a través de las siguientes medidas": (Trascribimos algunos textos)

"I) Objetivos de Desarrollo del Milenio, incorporar los objetivos, metas e indicadores del Programa de Acción de El Cairo y las medidas clave, en las políticas y planes nacionales y regionales de desarrollo para erradicar la pobreza teniendo en cuenta los Objetivos de Desarrollo del Milenio y los acordados en cumbres internacionales, en especial los relativos a la salud reproductiva (...).
II) Equidad de género y derechos de la mujer: eliminar la discriminación de la mujer en todos los sectores, desarrollar políticas y programas en apoyo de la equidad de género y promover el ejercicio de los derechos de la mujer.
III) Población, desarrollo y medio ambiente: incorporar las consideraciones demográficas en las estrategias de desarrollo sostenible, las políticas públicas y los planes nacionales y locales del medio ambiente.  (...)
V) Adolescentes y jóvenes: fomentar la educación pública de calidad; reconocer, promover y proteger el derecho de adolescentes y jóvenes al acceso a información, educación y servicios de salud sexual y reproductiva amigables salvaguardando el derecho de adolescentes y jóvenes a la privacidad, confidencialidad y consentimiento informado e involucrarlos en el diseño, ejecución y evaluación de estos programas. (...)
VIII) Derechos reproductivos: revisar e implementar la legislación que garantice el ejercicio responsable de los derechos reproductivos y el acceso sin discriminación a los servicios de salud, incluida la salud sexual y reproductiva, e incorporar en los informes nacionales, incluido el informe ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, información sobre la promoción y respeto de los derechos reproductivos.
IX) Salud sexual y reproductiva: incorporar en el marco de las reformas del sector salud políticas públicas que promuevan el ejercicio de los derechos reproductivos y aseguren la prestación de servicios integrales de salud sexual y reproductiva que garanticen el acceso universal a la variedad más amplia posible de métodos de planificación familiar; garantizar la expansión de la atención integral de salud sexual y reproductiva de calidad, en particular para los sectores más pobres, los pueblos indígenas y para los sectores excluidos en razón de su etnia, edad, o condición social.
X) VIH/SIDA: profundizar los esfuerzos en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual, en particular el VIH/SIDA, en el contexto de la salud sexual y reproductiva. Asegurar el acceso a un tratamiento eficaz para las mujeres embarazadas que viven con VIH y para sus hijos a fin de reducir la transmisión vertical. Garantizar el acceso de los y las jóvenes y adultos a la información, la educación y los servicios para desarrollar las habilidades para prevenir la infección de VIH; proporcionar, en lo posible, el acceso a servicios de diagnóstico y tratamiento gratuito de las personas que viven con VIH/SIDA, asegurando su intimidad, confidencialidad y no discriminación
XI) Mortalidad materna y neonatal: redoblar los esfuerzos para reducir la morbilidad y mortalidad maternas y neonatales, a través de los servicios básicos y la atención integral de la salud reproductiva, tomando en consideración la multiplicidad de factores causales que contribuyen a la mortalidad y morbilidad maternas, incluidas la planificación familiar y la falta de acceso a una adecuada atención obstétrica básica, y los aludidos en el párrafo 63 de las Medidas clave.
XII) Mortalidad infantil: incrementar las medidas para reducir la mortalidad infantil elevada, en el marco de la atención primaria de la salud, facilitando el acceso a programas integrados de salud reproductiva, salud infantil y nutrición.
XIII) Violencia contra la mujer: profundizar los esfuerzos para prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas, especialmente la violencia y el abuso sexuales y la violencia al interior de la familia; (...)

En los párrafos finales el documento dice que reconoce el importante papel que han cumplido las organizaciones no gubernamentales en la ejecución del Programa de Acción y de las medidas clave e insta a los gobiernos a hacer alianzas con organizaciones no gubernamentales, respetando su autonomía.

En la declaración se anima a los países a implementar medidas que permitan dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas y a intensificar la asignación de recursos nacionales para acelerar el logro de las metas del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo de El Cairo y las Medidas clave acordadas en su revisión de 1999, llamada El Cairo+5.

En este sentido, ve con preocupación la disminución del apoyo financiero para la región y pide a la comunidad internacional implementar el consenso de la Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo, celebrada en Monterrey (México) en 2002, para impulsar el crecimiento de los flujos financieros hacia la región y un financiamiento adecuado para acelerar la implementación del Programa de Acción y las medidas clave en el marco de la lucha contra la pobreza y la desigualdad. Es decir, se reclama más dinero para esterilizar a los pobres. FIN, 24-03-04.