Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  ONU-CEDAW: OTRO ATAQUE A LAS RELIGIONES.
 
 
  623 14 de Febrero de 2004
 

ONU-CEDAW: OTRO ATAQUE A LAS RELIGIONES.

Fuentes: Propias; UN Wire, 30-01-04; UN News Service, 29-01-04; Press Briefing Chair of Women's Anti-Discrimination Committee, 29-01-04; DAW-CEDAW-30th Session (12 al 30-01-04); CEDAW-OP, 09-01-04; CEDAW Reservations; Statements; Recomendación nº 25 (CEDAW/C/2004/I WP.1/ Rev.1, 30-01-04). (Vid. NG 564, 593, 597, entre otros).

Por Juan C. Sanahuja
 
El Comité sobre la Eliminación de la Discriminación en Contra de las Mujeres, celebró su sesión nº 30 entre el 12 y el 30 de enero de este año, en su sede de las Naciones Unidas en New York.

Como es sabido el Comité, vigila la implementación de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW), y su Protocolo Opcional, y reinterpreta sus contenidos. Este año examinó los informes presentados por Bielorrusia, Bután, Etiopía, Alemania, Kuwait, Kyrgistan, Nepal y Nigeria.

Como es costumbre, este año también, el Comité no tuvo reparos en manifestar su intención de imponer un pensamiento y un derecho único universal, insistiendo en el reconocimiento de los llamados "nuevos derechos humanos" (aborto) por encima de las soberanías nacionales.

Según las declaraciones de este año, el Comité dijo que "la Convención es el único tratado de derechos humanos, que afirma los derechos reproductivos de las mujeres y acusa a la cultura y a la tradición como influyentes factores que determinan los roles de género y las relaciones familiares. (...) Los países que han ratificado la Convención, están legalmente obligados a poner en práctica sus disposiciones". Es decir, el Comité insiste en la supuesta obligación de legalizar el aborto quirúrgico y el aborto químico o farmacológico, por parte de los Estados partes de la Convención.

Como ejemplo de la presión del Comité sobre los Estados partes, la Argentina deberá presentar un informe extraordinario el próximo año, ya que su presentación del año pasado no fue satisfactoria para el Comité. Por eso, no es de extrañar la intensidad de la política contraria al respeto por la vida humana y la familia del actual gobierno argentino: una de sus últimas medidas ha sido la de proponer a una jueza, Carmen Argibay, que se autodefinió como atea militante y abortista, para la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

El Comité recalcó este año que "ninguna práctica tradicional, religiosa o cultural puede justificar las violaciones a la Convención". También remarcó que "las reservas por razones nacionales, tradicionales, religiosas o culturales son incompatibles con la Convención, y más aún, son impermisibles y deben ser revisadas, modificadas o retiradas".

El aborto: objetivo del desarrollo

Angela King, Consejera Especial del Secretario General de las Naciones Unidas en Asuntos de Género y Avance de las Mujeres dijo en su discurso inaugural de la sesión nº 30: "La Declaración del Milenio, adoptada hace 4 años por los Estados miembros de las Naciones Unidas, reconoce que la igualdad de género es esencial para combatir la pobreza, el hambre y las enfermedades y para el desarrollo sustentable. Existen objetivos claves que emergen de los compromisos de la Declaración del Milenio y de las Metas del Milenio para el Desarrollo (siglas en inglés: MDGs), y que se deberán lograr para el año 2015, (...) para conseguir esos objetivos mi oficina y la División para el Avance de las Mujeres (siglas en inglés: DAW), continúan la vigilancia sobre la implantación de la perspectiva de género".

Siguió diciendo que las Metas del Milenio para el Desarrollo son claves en el campo de la educación, la salud y la erradicación de la pobreza, y que la Convención de la Mujer y su Comité están a su servicio. Interpretando esos eufemismos, los objetivos para el desarrollo son instrumentos de perversión sexual de menores, crímenes contra la vida humana y políticas de esterilización de los pobres.

Tres grandes eventos

King adelantó que el Comité prepara tres grandes eventos para el 2005, la revisión de las Metas del Milenio para el Desarrollo, y la revisión de la Plataforma de Beijing (1995) y de la sesión especial de la Asamblea General de la ONU, llamada Beijing+5. Es decir, los Estados rendirán examen sobre la puesta en práctica de esos documentos. Es de suponer que como en otras ocasiones todo esto irá acompañado de un aparato de propaganda y presión a nivel universal para forzar a los Estados, entre otras cosas, la liberalizar el aborto y reconocer jurídicamente las uniones homosexuales.

Dijo King, "en vista a estas revisiones, primero por la Comisión sobre la Condición de la Mujer (CSW), y luego por el Consejo Económico Social (ECOSOC) y la Asamblea General, se enviará un cuestionario a los gobiernos para recopilar información sobre los mayores logros y los obstáculos en la implementación de los objetivos. Esperamos recibir las respuestas de los Gobiernos para el 30 de abril de 2004. Nuestra División para el Avance de las Mujeres, también usará los informes presentados desde 1995 por los estados Partes de la Convención, como fuente de información en preparación de ésta revisión (...)".

"La Asamblea General adoptó la resolución sobre la Convención y señaló con agrado que el Comité comenzara también su trabajo teniendo en cuenta el Protocolo Opcional y su cumplimiento (...)". Recordamos que el Protocolo Opcional fue calificado en el Senado de los Estados Unidos como "el instrumento para la globalización del aborto". El actual gobierno argentino se comprometió en 2003 a ratificar el Protocolo Opcional (NG 597).

"La Asamblea General -continuó King- también adoptó por consenso la resolución sobre la Eliminación de la Violencia Doméstica en contra de las mujeres (...). Una segunda resolución en la que el Comité tiene un especial interés, es el pedido al Secretario General para que conduzca un estudio en profundidad sobre todas las formas de violencia en contra de las mujeres, en estrecha colaboración con todos los cuerpos relevantes de las Naciones Unidas y junto al Relator Especial sobre la violencia en contra de las mujeres. Se espera que este estudio esté para dentro de 2 años (...)". Recordemos que en el lenguaje perverso de la ONU, se llama "violencia contra la mujer", también a toda norma legal que impida el aborto en cualquier momento del embarazo.

En esta sesión del Comité se dio a conocer la Recomendación nº 25 de la Convención (CEDAW/C/2004/I WP.1/ Rev.1, 30-01-04), cuyo tema es "Desaparición de prácticas culturales y estereotipos", para nuestros lectores habituales, el título lo dice todo. FIN 14-02-04.