Home
Acerca de NG
Noticias
Documentos
Artículos
Links de Interés
Contáctenos
Suscripción

 
 
  ONU: RECONOCE A LOS HOMOSEXUALES COMO UNA MINORÍA (II)
 
 
  429 24 de Junio de 2001
 

ONU: RECONOCE A LOS HOMOSEXUALES COMO UNA MINORÍA. Se exigirán cambios doctrinales a las distintas religiones. Los casos de Argentina y Puerto Rico. (y II). (Viene del número anterior)

Por Juan Bacigaluppi y María Elena González (Puerto Rico)

Recordamos que el 30 de julio de 1993, Estados Unidos y otros 21 países -Argentina entre ellos-, votaron a favor de otorgarle status consultivo ante el ECOSOC, a la Asociación Internacional de Homosexuales y Lesbianas, que por ejemplo, agrupa a asociaciones que promueven y el sadomasoquismo homosexual y la pedofilia, como la norteamericana NAMBLA. Quien dio su voto favorable, en nombre de los Estados Unidos, John Blaney "expresó días después su bochorno por haber votado, sin saberlo, por una organización con semejantes vínculos, agregando que los objetivos de la Asociación son reprensibles y no tienen lugar en ningún foro de la ONU", (La Nación, Buenos Aires, 5-1-94). Posteriormente, el ECOSOC, por presión de los grupos que combaten la pedofilia, retiró este reconocimiento a la asociación internacional de gays. Sin embargo, ahora, los homosexuales en el área de derechos humanos de la ONU, han ganado.

La cuestión promete nuevos debates y discusiones ya que un reciente estudio muy publicitado en los Estados Unidos de la Dra. Judith Reisman, famosa por desmentir y desacreditar las teorías sexuales de Alfred Kinsey. El informe se conoce por el título "Crafting Gay Children", demuestra que a pesar que los heterosexuales exceden a la población homosexual en una proporción 44 a 1, los casos de homosexuales que abusan de los niños es 40 veces más que entre los heterosexuales.

"Tomando en consideración -dice Reisman- el número de homosexuales y el número de heterosexuales en la población (de USA), los números indican que 8 millones de niñas sufrieron abusos antes de los 18 años por parte de hombres heterosexuales; eso da una proporción de 1 víctima por cada 11 hombres adultos. Sin embargo, 6.8 millones de niños sufrieron abusos antes de los 18 años por parte de 1.2 millones de adultos homosexuales; eso da una proporción de 3 a 5 víctimas por cada gay adulto".

La primera denuncia sobre discriminación a las minorías sexuales afecta a Argentina. Amnistía Internacional, publicita extensamente, también en internet, el caso de un travesti supuestamente golpeado por la policía. La noticia fue recogida ayer y hoy por la CNN. En la web aparecen los e-mail y otras direcciones del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Carlos Ruckauf y de los ministros de Seguridad y Justicia de esa provincia, para pedir apoyo internacional a favor del travesti, y para que la provincia reforme el Código de Faltas, en los artículos que "penan la prostitución con escándalo" y "el vestir con ropas del sexo opuesto en la vía pública". Recomendaciones que la Comisión o el Comité de Derechos Humanos de la ONU, seguramente incluirá el año próximo en las reformas que exige a la legislación argentina. Recordemos que una de las exigencias de la ONU a Argentina es la despenalizar algunos tipos de aborto.

Además, el 22 de junio, como parte de su campaña contra la tortura, Amnistía Internacional lanzó a nivel mundial, en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el informe "Crímenes de odio, conspiración del silencio: tortura y malos tratos basados en la identidad sexual".

En Puerto Rico dos proyectos de ley recientemente presentados pretenden penalizar a cualquier persona o institución que se exprese contra la homosexualidad.

Uno de ellos es el Proyecto de la Cámara de Representantes 1283, que crea la figura del Procurador de los Derechos Humanos, disuelve la Comisión de Derechos Civiles y tiene potestad -entre otras cosas- para llevar ante los tribunales a cualquier grupo o persona que se exprese negativamente contra la homosexualidad. El Procurador de Derechos Humanos, además, tendría la potestad de investigar a cualquier persona u organización sospechosa de violar esos derechos, aunque sea una institución religiosa. El procurador podrá, de sancionarse la ley, intervenir los libros contables y las llamadas telefónicas buscando pruebas para incriminar.

El otro proyecto de ley de la Cámara de Representantes es el 961, califica cualquier expresión contraria a la homosexualidad como "delito de odio", que agrava severamente los delitos contra las personas. Durante su gobierno Clinton, promovió que los crímenes cometidos contra homosexuales fueran calificados de eso modo.

Recordamos lo informado en estas páginas sobre la Corte Penal Internacional y, para concluir, reproducimos un párrafo del diario Hispanidad de Madrid (22-06-01): "Por ejemplo, sólo por ejemplo, el Vaticano ha apoyado a instituciones globales como el Tribunal Penal Internacional. Entiende la diplomacia vaticana que la globalización es irremediable y no se trata de oponerse a ella sino enfocarla correctamente. Y la cosa tiene sus riesgos, y se trata de un riesgo global. Por ejemplo, ¿qué pasaría si ese mismo Tribunal Penal Internacional decidiera encausar a la Iglesia por homofobia?". FIN, 24-06-01